Hace 4 años, cuando vivimos en Bogotá, fuimos dueños de un pequeño café internet, lo llamamos “NAZA.NET”, alusivo al nombre de María Nazaret, negocio aquel que compramos con todo el dinero que habíamos ahorrado para emigrar de Venezuela.

Al cabo de unos 4 meses aproximadamente, tuvimos que cerrar nuestro negocio, básicamente porque quebró y tuvimos que vender algunos de los equipos del café internet, con lo que obtuvimos menos de la mitad de lo que invertimos, pero al menos ese dinero nos sirvió para empezar nuestra vida acá en Quito.

Luego de mucho reflexionar, ya hemos entendido las razones por las cuáles fracasamos en ese negocio y queremos compartir algunas de las cosas que hicimos mal y que procuraremos no repetir en nuestros próximos emprendimientos, algunos errores que cometimos fueron los siguientes:

1. Pusimos todos los huevos en la misma canasta, es decir, nosotros invertimos TODO el dinero que teníamos en comprar el café internet, no nos quedó nada para hacer mejoras o inversión adicional, ni mucho menos para poder sobrevivir mientras el negocio empezaba a andar.

2. Pretendimos vivir del negocio desde el principio, ahora entendemos que un emprendimiento es como un bebé, primero hay que invertirle y dedicarle, no sólo recursos económicos, sino tiempo y esfuerzo, antes de poder vivir del mismo.

3. Caímos en la trampa de pensar que el negocio era próspero, ahora entendemos que nadie vende un negocio que genera grandes ganancias, precisamente si una persona quiere  desesperadamente vender su empresa, es porque sencillamente ya no le es rentable.

4. No conocimos el negocio antes de comprarlo, debido a la premura que teníamos por emigrar, simplemente ‘aprovechamos’ la oportunidad, sin verificar si realmente el negocio tenía clientela, el estado de los equipos o el sector donde estaba.

Releyendo el texto, nos damos cuenta que quizás pecamos de ingenuos, pero en aquel momento no pensamos como empresarios, sino como emigrantes, estábamos apurados por salir de Venezuela y tomamos el primer chance que vimos de llegar ya con una fuente de ingreso.

En el podcast de esta semana ampliaremos el tema, contaremos bien toda la historia y otras cosas que se deben tomar en cuenta a la hora de invertir en un negocio que ya está funcionando.

EL ERROR MÁS IMPORTANTE FUE NO PENSAR COMO EMPRENDEDORES SINO COMO MIGRANTES

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s